Buscar

Obligación de contratar a un Coordinador de Seguridad y Salud durante la obra en Comunidades

Un Administrador de Fincas es cesado por la Comunidad, por no advertirle sobre la obligación de contratar a un Coordinador de Seguridad y Salud durante la obra que la Comunidad estaba realizando

Los sindicatos han hecho un llamamiento a los Administradores de Fincas para que asesoren debidamente a las Comunidades de Propietarios y a sus representantes legales sobre la obligatoriedad para la designación de un Coordinador de Seguridad y Salud de la obra, no sólo para evitar sanciones, sino también para lo más importante, según el sindicato, evitar que haya accidentes de trabajo y que las condiciones de trabajo no dañen la salud de los trabajadores.

La Delegación de Trabajo ha sancionado con 2.046 euros a la Comunidad de Propietarios CALLE ZUMAIA 11, situada en el barrio de Zurbaranbarri de Bilbao, donde cayó un andamio durante las obras de reparación de balcones y de pintura de la fachada, según han informado fuentes de CCOO.

El 25 de febrero de 2013, un andamio en el que se encontraban varios trabajadores haciendo obras en la fachada de esta Comunidad de Propietarios se desplomó, resultando heridos de gravedad dos trabajadores, uno de los cuales además no estaba dado de alta en la Seguridad Social. La Comunidad de Propietarios había solicitado licencia para obra menor, cuando las obras de reparación de balcones (estructura) y pintura de fachadas son obra mayor, y por lo tanto requieren de la redacción de un Proyecto por un Arquitecto Superior.

El Acta de Infracción de la Inspección de Trabajo considera probado que hay un incumplimiento del decreto que obliga a las Comunidades de Propietarios a contratar a un Coordinador de Seguridad y Salud en las obras en las que intervenga más de una empresa (independientemente de que hayan sido contratadas por la Comunidad o subcontratadas por la Empresa Constructora), condición que se cumplía en el presente caso, debido a que existían dos empresas:

  • la empresa constructora, contratada por la Comunidad.
  • la empresa instaladora del antamio, subcontratada por la constructora.

Por ello, Trabajo ha considerado que existe una infracción grave en materia de Prevención de Riesgos Laborales, imponiendo a la Comunidad una sanción de 2.046 euros. La Comunidad ha cesado de inmediato al Administrador, por considerar que éste no había cumplido con su obligación de asesorar e informar.

El responsable de salud laboral de CCOO de Euskadi, Alfonso Ríos, ha recordado que los Administradores de Fincas y los Presidentes de las Comunidades de Propietarios tienen la obligación de cumplir determinados trámites antes de iniciar una obra, por simple que ésta sea, y que se si no se llevan a cabo, pueden acarrear sanciones no solo para las empresas constructoras incumplidoras sino también para las Comunidades.

Fuente: CCOO

 

Compártelo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
Subir